Consideraciones sobre 2016

Christine Stegling, Directora Ejecutiva de la Alianza, reflexiona acerca de los avances realizados en 2016, los desafíos que tenemos por delante y la forma en que pensamos enfrentarlos.

2016 ha sido un año desafiante para muchos de los que trabajamos en el sector del desarrollo, con un contexto externo caracterizado por una volatilidad sin precedentes, que requiere un grado de flexibilidad y agilidad de las ONG a un nivel que no hemos experimentado antes.

Collage 2

A pesar de estos desafíos, la Alianza tuvo un buen desempeño. En términos de logros 2016 fue un buen año, con 12 de 16 objetivos alcanzados o superados gracias al esfuerzo y al sólido desempeño de las organizaciones de enlace de la Alianza y sus socios.

Esto incluye a cerca de 1,5 millones de personas que recibieron tratamiento de VIH, atención y apoyo, un aumento del 25% con respecto al año pasado, y 840.000 personas de grupos de población clave que recibieron paquetes definidos de servicios de prevención del VIH, incluyendo 180.000 personas en África, a pesar de un entorno cada vez más hostil para las personas LGBT.

Cambios en nuestra forma de trabajar

Hicimos una serie de cambios en nuestra forma de trabajar para seguir siendo relevantes, manteniéndonos fieles a la premisa de “adaptarnos o caer”, que fue el tema de nuestra reunión de Junta Directiva en noviembre de 2016.

Hemos emprendido un proceso integral de cambio organizacional para crear una Secretaría más eficiente y ágil en el Reino Unido (y con personal en todo el mundo), y nos hemos comprometido con nuestros miembros de la Junta y directivos de las organizaciones de enlace para impulsar una agenda de cambio para toda la asociación, reconociendo que seguir haciendo “lo mismo de siempre” no sería adecuado para el futuro inmediato.

Hemos revisado nuestro enfoque del liderazgo del Sur y a principios de 2017 decidimos dejar de financiar las estructuras institucionales de los Centros de Práctica de la Alianza y, en su lugar, apoyar productos específicos e iniciativas dirigidas por las organizaciones de enlace. La inversión en el liderazgo sostenible del Sur seguirá siendo un objetivo clave de la organización y estamos colaborando con las organizaciones de enlace para lograrlo, aprendiendo de los logros del trabajo realizado hasta la fecha y construyendo a partir de ellos.

La inversión en el liderazgo sostenible del Sur seguirá siendo un objetivo clave de la organización

Una evaluación externa de nuestra estrategia, que en general habló muy positivamente sobre el trabajo de la Alianza en base a los datos de impacto recopilados por la encuesta anual de organizaciones de enlace, recomendó avanzar hacia indicadores más orientados a los resultados para describir mejor cómo nuestro trabajo produce cambios en la vida de las personas. En respuesta a esto estamos haciendo ajustes al marco de resultados y llevando a cabo actividades de evaluación para captar más evidencia cualitativa y narrativa.

Los nuevos datos recogidos en el informe anual de este año describen la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las organizaciones comunitarias financiadas a través de la Alianza. Planeamos dar prioridad a la incidencia política en torno a los ODS durante 2017 y hasta 2030, y encontrar formas de entender y capturar mejor nuestro impacto a nivel de las organizaciones comunitarias, mostrando específicamente cómo nuestro trabajo a nivel mundial, regional y nacional contribuye directamente a los ODS.

Mirando hacia el futuro

2017 ha demostrado ser un año desafiante, con el restablecimiento de la Política de la Ciudad de México por parte de la administración estadounidense que amenaza con deshacer los significativos avances logrados en los últimos años en términos de programas integrados de salud y derechos sexuales y reproductivos, y VIH, así como la disminución progresiva de la asistencia oficial para el desarrollo, especialmente en los países de ingresos medios; todo ello en un contexto de niveles persistentemente altos de nuevas infecciones por el VIH.

Estamos en una etapa significativa en la respuesta al VIH y necesitamos asegurar que no se pierdan los avances obtenidos en los últimos 30 años en la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo del VIH.

Vamos a luchar para mantener la prevención en la agenda en un momento en el que existe el riesgo de que surjan nuevas epidemias en Europa del Este y África Oriental y Meridional.

La Alianza continuará desarrollando programas integrados y de calidad con poblaciones clave y trabajará con los gobiernos para fortalecer los sistemas de salud que trabajan para y con las comunidades, incluyendo la incidencia política para lograr el financiamiento interno de la respuesta comunitaria al VIH. Vamos a luchar para mantener la prevención en la agenda en un momento en el que existe el riesgo de que surjan nuevas epidemias en Europa del Este y África Oriental y Meridional.

Continuaremos integrando nuestra asociación única con nuestros principios de liderazgo del Sur y responsabilidad compartida, y nos aseguraremos de contribuir a reducir el impacto del VIH, la desigualdad y la discriminación y proteger los derechos humanos de las personas más marginadas.

ChrissiChristine Stegling
Director Ejecutivo